Hammerin' Harry





Es cierto que no había demasiadas recreativas que apostasen por incluir elementos de plataformas, pero las pocas que salieron con bajo ese esquema fueron bastante emblemáticas y gozaron de un carisma especial.
Ese es el caso de este divertido juego que consiguió que más de uno se desquiciase por su endiablada dificultad. Nunca llegué demasiado lejos, de hecho el unico 'boss' que recuerdo es el de la primera fase que nos iba arrojando sacos de arena y podíamos devolvérselos de un preciso martillazo. Y de eso trataba principalmente, de ir repartiendo martillazos por doquier y de saltar a tiempo para ir progresando.
Esta sencillez y planteamiento arquetípico, además de su accesibilidad técnica, lo hicieron propicio para las conversiones a formatos domésticos como NES o Game Boy pero ninguna de esas conversiones estuvo al nivel que se apreciaba en el arcade original.



Comentarios

Entradas populares