Terminator 2: Judgment Day





Y ya que en anterior post abordaba el infame juego de PC de este film, en este voy a hacerlo con la película en sí.

Por poner un poco en situación, esta película fue todo un hito para mi generación. En el colegio ya meses antes del estreno estaba generando una gran expectación. Cuando por fin llegó el ansiado día, recuerdo que cayó en un jueves 5 de Diciembre del 1991, al día siguiente no teníamos cole porque era festivo. Así que era el momento ideal, la tarde ideal para poner la excusa de que íbamos a casa de algún amigo para escaparnos en grupo al cine, porque eso sí, al ser declarada para mayores de 18, a algunos entre los que me incluyo nuestros padres no nos hubiesen dejado ir.

El cine se encontraba en una plaza céntrica, pero cuando nos aproximábamos por una calle que desembocaba allí ya nos sorprendió ver que la cola se salía literalmente de la plaza. Nos pusimos en la fila, impacientes y mirando muy de vez en cuando el reloj, por el nerviosismo de pensar que no nos iba a dar tiempo de pasar a verla.
Eran otros tiempos, y no había venta anticipada ni nada de eso, los asientos ni siquiera estaban numerados y el control del aforo brillaba por su ausencia. Así que, cuando por fin llegamos a la taquilla y compramos las entradas (creo que me costó 300 o 350 pesetas), cruzamos el hall del cine a toda velocidad y entramos en la abarrotada sala para darnos cuenta de que no quedaba ni una butaca libre!!. Vimos que ya empezaba gente a sentarse en los escalones y optamos por hacer lo propio. No nos importó. Teníamos tantas ganas de ver la peli que hasta de pié hubiésemos resistido.

Se hizo la oscuridad en la sala y comenzó la intro que nos ponía en situación con el día del juicio final, y las visión de la guerra futurista entre hombres y máquinas. Luego los títulos del inicio que recuerdo perfectamente con la inconfundible banda sonora de fondo y esas imágenes apocalípticas del parque infantil ardiendo. Al final de las mismas la imagen del endoesqueleto del Terminator entre las llamas y conforme se iba haciendo zoom sobre sus ojos aumentaba el volumen y la intensidad de la base de ritmo mecánica del tema principal de la bso. En esos momentos retumbaban hasta los escalones del cine donde estábamos ubicados. Momentazo ya así de inicio.



Otros momentos que me gustaron fueron:

-Escuchar "You Could Be Mine" de GN'R a todo volumen mientras el chaval John Connor iba por ahí con su pequeña motocicleta.
-La aparición de la sala recreativa, con el After Burner. Un fiel reflejo cultural de una de las principales fuentes de ocio de mi generación.

-La persecución del camión y su explosión final.

-Los efectos especiales, sobre todo con el T-1000; actualmente estamos acostumbrados a ver grandes efectos especiales realizados por ordenador y ya casi ni nos llaman la atención, pero por aquel entonces la cosa estaba empezando a ponerse seria. Las escenas del modelado líquido, como cuando sale del suelo nos parecían alucinantes. Las explosiones y demás ya estaban a la orden del día pero aún así también estaban muy conseguidas.

-Las visiones de Sarah Connor y la temática del destino.

-El final, épico y conclusivo.

Al final de la proyección se escucharon vítores y aplausos, algo que he visto en muy pocas otras películas. Eso sí, ¡¡lo que nunca he vuelto a ver es una sala tan hasta los topes!!.



Comentarios

Entradas populares