Premier Soccer





Esta máquina arcade sorprendió y agradó por dos motivos fundamentales:

-El primero era la posibilidad de elegir el nivel de zoom de la imagen entre 4 opciones, todas desde una cámara lateral: desde más cercano y detallado hasta más alejado y estratégico, o los intermedios entre ambas cosas.
-Su sencillez y velocidad a la hora de crear ocasiones. Era facilísimo plantarse en el área y chutar, o poner un buen centro para rematar de cabeza o chilena. En los escasos dos minutos que duraba cada encuentro estos podían terminar 5-4, 6-3 o algún marcador similar.

Aún así no era un juego fácil de dominar, ya que el margen de mejora no lo teníamos en el ataque sino más bien en la defensa, y hasta que no se lograba dominar este último factor no se conseguían progresos serios. Y es que, los rivales llegaban con la misma (o más) facilidad que nosotros.

Como curiosidad, una vez completados todos los partidos y con la final ganada, nos aparecía un equipo "Extra" al que nos teníamos que enfrentar. Iba ataviado de negro y con jugadores el doble de altos y corpulentos que los nuestros (!). Si ya conseguíamos derrotar a este sorprendente y difícil rival aparecían los créditos finales.

El tiempo no ha tratado con demasiada justicia a este título, ya que hoy en día apenas sí se recuerda y ha quedado relegado al termino de "rareza" dentro de los juegos de fútbol de aquella época (1993), aunque seguro que el que lo jugase en aquél tiempo le guarda un buen recuerdo.



Comentarios

  1. Estoy de acuerdo con loquita dices al 100%. Es un pedazo de juego

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con loquita dices al 100%. Es un pedazo de juego

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares